El sector hotelero vacacional se reinventa

Total
1
Shares

El Humano es nómada por naturaleza, la curiosidad de descubrir nuevos lugares y salir de la rutina favorece el movimiento del turista. Nos gusta desplazarnos acompañados y descubrir lo desconocido para desconectar, así se conforma y crece el turismo vacacional.

En la actualidad, hay dos tendencias que ofrecen grandes oportunidades a esta realidad. La primera tiene que ver con el deseo de reconectar con la naturaleza y espacios abiertos, la segunda con la voluntad de pasar unas vacaciones con un servicio de lujo a un precio cerrado para disfrutar de unas vacaciones sin preocupaciones.

El camping y resort hotelero se fusionan

El camping tradicional siempre se ha asociado a ese espíritu nómada inherente en el humano, ya sea a pie, en coche o en una carabana, el objetivo siempre es el mismo, coger la carretera y salir a explorar sin un rumbo concreto.

El modelo de gestión de un camping se ha basado siempre en una propuesta sencilla, amplios terrenos donde poder acampar o aparcar combinados con los servicios básicos como baños, duchas, y un pequeño supermercado donde comprar productos de necesidad. Pero la entrada de módulos prefabricados a modo de bungalós abre un enorme abanico de posibilidades mientras que la incorporación de una oferta gastronómica en media pensión o todo incluido recupera gran parte de la experiencia adquirida en el mercado hotelero tradicional.

Si todo esto no parecía suficiente, la tematización de espacios, o la incorporación de servicios de spa/masajes, piscinas o instalaciones deportivas, nos acercan aun mas a una experiencia de resort hotelero. Al mismo tiempo, la reducción en los costes y tiempos de construcción, o la capacidad de generación de ingresos de estos modelos, hacen del camping un modelo que despierta el interés de muchos inversores institucionales atraídos por la demanda creciente y la mayor resiliencia frente a innovaciones disruptivas.

Aun así, nos encontramos ante un mercado altamente fragmentado, compuesto por pequeños gestores que en muchos casos son también propietarios del activo los cuales son reticentes a invertir y cambiar el modelo ya que “Siempre nos ha funcionado bien”. La representatividad del camping dentro de la oferta vacacional nacional es muy pequeña si lo comparamos con las principales potencias europeas, especialmente con Francia, nuestro país vecino, que cuenta con importantes cadenas gestoras de este modelo de negocio. 

Los Hoteles de lujo tambien evolucionan

Si anteriormente hemos comentado la evolución del camping tradicional hacia un modelo que combina alojamiento y servicios de lujo, en esta ocasion los hoteles de lujo también adoptan un nuevo modelo en el cual se unen estos mismos servicios con un precio cerrado al estilo resort. Una de las cadenas hoteleras pioneras en implementar este modelo es la griega Ikos Resorts, la cual se basa en hoteles de lujo, con un numero de habitaciones no muy elevado, normalmente rondando las 300 habitaciones, pero adoptando características de resort como el espacio y zonas comunes así como un precio cerrado que superaría los 600€/noche.

Un modelo que se une a una estrategia de segmentación online donde se aprovecha la fuerza de las técnicas de captación en redes sociales así como una publicidad orgánica producida por los mismos clientes cuando suben fotografías en sus perfiles etiquetando al hotel.

En resumen, el sector vacacional está apostando por un mercado de valor y está dando un paso importante con nuevas propuestas de alojamiento. En la mente de todos aun existe una percepción errónea hacia productos como camping o todo incluido asumiendo que la calidad no es lo prioritario en estas propuestas, pero en eso consiste la innovación, renovar y combinar productos para mejorar la percepción del cliente.

Fuente: Tecnohotelnews.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *