Científicos descubren que las partículas de Covid suspendidas en el aire son una gran fuente de infección

Total
0
Shares

Muchos son los científicos que se mostraban reticentes en creer que el virus se podía contagiar por medio de las partículas de aire, se creía que solo contenían material genético solamente, incluidos científicos de la OMS. Pero recientemente una prueba científica, hecha por virólogos, ha puesto en evidencia la suposición anterior, y es que no solo el aerosol que desprendemos al respirar contiene material genético sino que con él también se esparce parte del virus aún vivo.

 Un equipo de investigación de la Universidad de Florida logró aislar el virus vivo de los aerosoles recolectados a una distancia de dos a cinco metros de pacientes hospitalizados con la COVID-19, más allá de los dos metros recomendados en las pautas de distanciamiento social.

Pero algunos expertos dijeron que todavía no estaba claro si la cantidad de virus encontrada era suficiente para causar una infección.

La investigación fue exigente. Los aerosoles son diminutos por definición, y miden solo hasta cinco micrómetros de ancho; la evaporación puede hacerlos aún más pequeños. Los intentos de capturar estas delicadas gotas suelen dañar el virus que contienen.

“Es muy difícil tomar muestras de material biológico del aire y que sea viable”, dijo Shelly Miller, ingeniera ambiental de la Universidad de Colorado Boulder que estudia la calidad del aire y las enfermedades transmitidas por el aire.

Los intentos anteriores se vieron obstaculizados en un paso u otro del proceso. Por ejemplo, un equipo intentó usar un tambor giratorio para suspender los aerosoles, y mostró que el virus permaneció infeccioso hasta por tres horas. Pero los críticos argumentaron que esas condiciones eran experimentales y poco realistas.

Los investigadores habían utilizado previamente este método para tomar muestras de aire de las habitaciones del hospital. Pero en esos intentos, otros virus respiratorios flotantes crecieron más rápido, lo que dificultó aislar el coronavirus.

Una de las posibles soluciones a este problema pasa por esterilizar el aire, igual que en los hospitales, existen diferentes métodos los cuales pueden ser efectivos, uno de los más conocidos es mediante la creación de ozono, que elimina las partículas víricas del aire.

Pero este método puede llegar a ser peligroso si no es consultado por un profesional, pues el ozono en grandes cantidades es tóxico.

Es por esto que en Pradditive propone la IONIZACION con PLASMA FRIO y los equipos de RADICALES HIDROXILOS, sistemas empleados recientemente en la industria agroalimentaria para la depuración del aire, donde el sistema empleado consiste en ionizar el aire existente en la habitación haciendo que parte del oxígeno en la habitación se comporte como el ozono, creando iones de oxígeno positivos y negativos. Los iones negativos contienen un electrón extra, mientras que a los iones positivos les falta un electrón que resulta en una condición inestable.  En un esfuerzo por estabilizar, estos iones bipolares buscan átomos y moléculas en el aire para intercambiar electrones, neutralizando efectivamente las partículas dañinas. 

El sistema es sencillo, simplemente instalando un aparato en el sistema de aire acondicionado existente en el edificio podremos deshacernos de bacterias y células de virus, gases olorosos y aerosoles.

Fuente: www.nytimes.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *