Burbujas de viaje, la tendencia en 2020

Total
0
Shares

Qué son las burbujas de viaje?, se estarán preguntando. Las burbujas de viaje son la respuesta a la crisis del coronavirus que está viviendo el mundo, muchos países, en este caso casi todos europeos, se han puesto manos a la obra para realizar acuerdos de turismo con otros países con el fin de que sus ciudadanos puedan desplazarse y hacer turismo.

De allí viene el término burbuja, de la posibilidad de desplazarse solamente a aquellos países con los que se comparten las mismas realidades de seguridad y salud, un circuito cerrado de turismo. Eslovaquia, República Checa y CroaciaEstonia, Letonia y LituaniaGrecia, Chipre e Israel. son algunas de las Burbujas que ya cuentan con acuerdos entre ellos. Así, un ciudadano griego podrá viajar a Israel y Chipre pero no a otros países.

Estos acuerdos entre países se hacen entre países con situaciones similares, por ejemplo, entre Israel y República Checa, donde tan solo han habido 300 fallecidos por la enfermedad. Por lo general estos acuerdos se realizan con países limítrofes, por lo que los desplazamientos en su mayoría se realizan en coche, ya que aún existen limitaciones de viaje en aeropuertos, exceptuando algunos casos como el de israel donde solo se puede llegar en avión desde europa.

Es una idea todavía en periodo de gestación pero con apoyo de la UE que publicó recientemente un informe en el que se esbozan las estrategias de reactivación del sector turístico en todo el continente, y la asociación de Estados miembros similares entre que dejaba entrever la posibilidad de esta solución.

Las restricciones, en lo relativo a los viajes, deben levantarse primero en las zonas con una situación epidemiológica comparable y donde se disponga de suficientes capacidades en términos de hospitales, pruebas, vigilancia y rastreo de contactos”, dice el informe.

El objetivo de este plan es recuperar la economía cuanto antes gracias al turismo. Como apuntan los funcionarios griegos “gracias a estas medidas, esperamos empezar la recuperación de la crisis económica gracias a el turismo de verano”.

Para poner en marcha este plan hace falta resolver ciertas incógnitas para asegurar que ningún viajero correrá peligro cuando viaje y establecer una comunicación eficiente para detectar posibles brotes del virus. Por ejemplo, establecer las autorizaciones médicas que los viajeros necesitarán tener antes de poner un pie en cualquiera de los países, así como también si los hoteles ofrecerán desayunos y cenas tipo buffet, donde caben mayor posibilidad de contagios, así como los sistemas de rastreo y localización también tendrán que estar en funcionamiento si hay un brote de infecciones en un centro turístico

Por el momento, no existe ningún acuerdo firme entre países, ni condiciones establecidas para que se realice este “Intercambio de turistas”, pero las conversaciones apuntan hacia acuerdos en los próximos meses. Para Leftheris Papageorgiou de Hellenic Adventures, especialista en viajes, la comunicación de las normas y medidas de seguridad alrededor de estas burbujas de viaje es clave para que la gente vuelva a salir al mundo. Quienes deseen viajar “pronto sentirán en sus propias cabezas, en sus propios corazones, que es lo suficientemente seguro como para que se arriesguen a ir de vacaciones”.

En definitiva, una vez controlado el aspecto sanitario del virus, para el sector turístico será primordial superar el efecto psicológico para que el turista pueda percibir la seguridad suficiente como para lanzarse de nuevo a viajar y olvidar en la medida de lo posible los miedos que ha traído consigo la pandemia del coronavirus.    

Fuente: Traveler.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *